Las mejores zonas erógenas de la mujer

#1 Los pies. No es necesario tener un fetiche con los pies para disfrutar de un sensual masaje en esta zona del cuerpo. Realmente ambos sexos disfrutan de esta agradable sensación. Pero las mujeres, por lo general, tienen los pies más sensibles, especialmente la piel cerca de los dedos de los pies. Explota esto con un masaje hecho con un aceite aromático.

#2 Cabeza y cuero cabelludo. El cuero cabelludo humano es un lugar donde se concentran miles de terminaciones nerviosas, lo que lo hace muy sensible al tacto. Una buena manera de poner a tono a una mujer desde la coronilla de su cabeza hasta los dedos de los pies es con un buen masaje en el cuero cabelludo y el cuello.

#3 Abdomen. La parte inferior del abdomen de una mujer -especialmente el área debajo del ombligo- es el hogar de una red de nervios conectados con la vagina. Esto significa que acariciar la piel del abdomen es como empezar a acariciar sus genitales desde su zona más alejada. Hay que tener cuidado, sin embargo, ya que muchas mujeres pueden tener cosquillas en su abdomen.

#4 Labios. Los labios son una zona erógena muy obvia y son capaces de crear fácilmente sensaciones placenteras debido a su alta concentración de terminaciones nerviosas. Son sensibles a la presión, humedad y temperatura. Si eres un besador creativo o le acaricias los labios, le crearás sensaciones indescriptibles.

#5 Parte interna del muslo. Esta parte del cuerpo de la mujer es como el interruptor de la excitación femenina. Podrás excitarla fácilmente acariciando suavemente la zona con las yemas de tus dedos y con las uñas.

#6 Orejas. Por regla general, las zonas del cuerpo situadas en la cabeza son muy sensibles al tacto. Las orejas no son diferentes. La estimulación de las orejas puede tener resultados diversos, que van desde risitas hasta gemidos eróticos, por lo que es aconsejable hacer pruebas antes de ponerse en materia.

#7 Pezones. El pezón femenino es una zona erógena con la que todo el mundo está familiarizado. Los hombres se sienten atraídos por ellos, y es la primera cosa en nuestra boca desde el momento en que nacemos. Los pezones son una de las partes más sensibles del cuerpo, y una parte donde la estimulación conduce a la excitación sexual inmediata. Algunas mujeres pueden conseguir orgasmos únicamente con la estimulación del pezón. Los pezones, junto con el clítoris, están conectados directamente con la parte del cerebro femenino responsable de la excitación.

#8 Clítoris. El clítoris es la joya de la corona del cuerpo femenino. Con más de 8.000 terminaciones nerviosas en un trozo de carne del tamaño de una pasa, está obligado a hacer maravillas. Sin embargo, no todos los clítoris son iguales y cada mujer responde de diferente manera a un mismo tipo de estímulo. Y cuidado, porque al haber tantas terminaciones nerviosas puedes lastimarla si le tocas el clítoris incorrectamente. Un buen truco para estimularlo es acariciar en círculos alrededor del clítoris sin tocarlo directamente e ir analizando sus reacciones para acercarte más o menos.

Speak Your Mind

*