¿Debería acostarme con mi ex?

Te has encontrado con tu ex, ese con quien hace mil años que no hablas y que sorprendentemente está mucho mejor que cuando estaba contigo. Y él, ni corto ni perezoso, te ha sugerido que deberíais veros un día para tomar unas cañas. Un encuentro de esos en los que quedáis después de cenar y se acaba alargando hasta la madrugada. Así que la pelota está en tu tejado. Después de haberlo visto de nuevo no te puedes quitar de la cabeza qué habrá debajo del jersey e intuyes que tu cuerpo te está pidiendo guerra. Sin embargo, un ex es un ex.

Mientras el ángel y el demonio que llevas dentro debaten sobre quién tiene razón, nosotros vamos a darle un pequeño empujoncillo a tu lado más salvaje con estos consejos.

relacion con tu ex

Razones por las que deberías acostarte con tu ex

Es tu pasado: Tenlo en cuenta en todo momento. Es la única advertencia que te damos, el resto son todo razones para que lo hagas. Si las cosas no funcionaron antes no te hagas ilusiones con que vayan a funcionar ahora. No te involucres sentimentalmente o podrías pasarlo mal y hazlo únicamente si estás segura de que no sientes nada por él. Es solo sexo y como tal vais a disfrutar de él. ¿Por qué? Aquí las razones.

  1. Vas a estar más feliz: Vas a poder comprobar qué había debajo de esa camiseta y después de tanto tiempo sin sexo por fin vas a poder desfogar tus emociones. Piénsalo, matas dos pájaros de un tiro. Si no lo haces te vas a pasar fantaseando con el momento el resto de tu vida.
  2. No hay nervios previos: Ya os conocíais, sabéis qué os gusta y en qué sois buenos juntos así que vas a poder explotar al máximo vuestro encuentro. Deja que el sexo fluya y limítate a disfrutar. Nada de las primeras tensiones y el miedo a cometer algún error. Los dos sabéis qué es lo que queréis así que el placer está asegurado.
  3. El sexo sin ataduras que hace más fuerte: Es un hecho que el sexo nos da confianza. Nos sentimos deseadas y mejora nuestra autoestima. Pero además, mantener relaciones sin ataduras y sin sentimientos de por medio, nos hará sentir mucho más poderosas. Tenemos relaciones porque queremos y podemos sin necesidad de involucrarnos sentimientalmente.
  4. Superas la ruptura: Cuando alguien nos deja tendemos a mitificar a la otra persona y sentir que no estamos a la altura. Pero, que él haya dado el primer paso para buscarte hará que si se te quedó alguna espinita clavada cuando lo dejasteis ahora puedas sacártela. Eso sí, nada de volverte a enamorar.
  5. ¿Eráis amigos antes?: ¡No tenéis por qué dejar de serlo! Si habéis conseguido superar vuestros sentimientos y mantener una relación de amistad el sexo esporádico no tiene por qué entorpecer vuestra relación. De hecho, es algo que ya habíais hecho antes de ser amigos.

Fuente: https://www.comoexpertos.com/como-coquetear-expareja/

Conocer a alguien especial

Las relaciones entre personas es algo que surge inevitablemente, ya sea a través de Internet (véase en las páginas de citas) o como en este caso en el trabajo. Ir más allá con una relación de amistad en el trabajo a veces es inevitable. Uno se pasa más de ocho horas a veces en compañía de una persona con la que nos unen unos papeles y problemas de empresa que se van resolviendo lentamente a veces.

Uno se ve con los compañeros de trabajo más tiempo que el que debería tal vez, pero la vida está montada así y no la vamos a cambiar. El caso es que tenemos esa compañera de trabajo a la que vemos todos los días, a la que olemos y con la que sonreímos durante el café, a veces la misma con la que coincidimos a la salida de la oficina y a la que en alguna ocasión hemos encontrado en el mismo autobús, después de todo, el tiempo, en estos temas es un aliado pero también un enemigo, un aliado porque el tiempo genera confianza, la invita y un enemigo porque es como una ola que en menos de lo que creamos puede hacer que pasen cosas que no creíamos que a nosotros nos podían pasar.

El caso es que estamos permanentemente viendo a esa persona de la que siempre conoceremos poco, se vuelve de pronto un enigma y poco a poco pasa a ser un enigma dulce y agradable, deseable, amigable que empieza a ser algo más que una compañera de trabajo. Termina siendo incluso a veces nuestra confidente.

Algo semejante ocurre en el caso de las mujeres que encuentran en aquel compañero de labores más que a un hombre atractivo o entrador a una persona comprensiva, de buen carácter y que en más de una ocasión nos ha ayudado a salir adelante cuando nadie nos conocía en la empresa. Y así en la medida que esas personas conviven en esas extrañas paredes los sentimientos empiezan a aflorar de una manera cada vez más extraña, la confianza no da asco y a veces las palabras son agradables en la voz de la otra persona, con más razón cuando nos traemos algunos problemas de casa, algo que nos hace ver que en el ambiente laboral también hay lugar para la confianza y la tranquilidad.

Y es ahí donde empieza a nacer el deseo, es ahí donde la sensualidad da un paso más adelante y las cosas se comienzan a producir como si alguien las estuviera manejando con unos hilos, es ahí en ese espacio de comprensión ajeno a casa donde hemos finalmente encontrado que hay cuatro paredes laborales que hacen de nosotros personas felices aun cuando ni siquiera nos queremos dar cuenta. Pero luego vemos que nuestro estado de ánimo responde a muchas cosas, más cuando nos toca trabajar en sábado y sabremos que ella o él estará, la jornada que de por sí iba a estar destinada para la familia está destinada a un entorno laboral donde esa chispa se asemeja mucho a lo que años atrás sentimos cuando en nuestra relación oficial todo era dicha, pasión y felicidad.

Las 4 claves psicológicas que harán que tu ex te eche de menos

Si lo has dejado con tu ex y quieres volver con él pero no sabes cómo, en este artículo te damos las claves psicológicas que harán que tu expareja te extrañe y sienta la necesidad de volver contigo.
Estas son las 4 claves psicológicas que harán que tu ex te eche de menos:Ignórala

  • Lo primero que debes hacer es ignorarla. Por mucho que te cuesta debes hacer ese esfuerzo porque, si cabe alguna posibilidad de que volváis, sólo es si sigues estos pasos. Esfuérzate y no le hables, ignórala por completo y ocupa tu tiempo de otra manera. Hazle saber que aceptas que te haya dejado a pasar de que no sea así. Y dile que era lo mejor y que no le guardas rencor, cada uno por su lado y listo. Cuando vea tu reacción será lo primero que le sorprenderá. El primer paso ya estará dado. Registrate en páginas de contactos como Fuego de Vida para hacerle sentir celos.
  • Sé un hombre ocupado. Mantente ocupado. Sal a hacer cosas con tus amigos, aplícate en tus estudios y en tu trabajo. En definitiva, que vea que tienes cosas que hacer y no estás en casa llorando. Los amigos en común si te ven por las redes sociales, e incluso ella si te sigue teniendo ha de ver que tu estás bien, que estás ocupado. Puedes hacer ejercicio, apúntate al gimnasio y así mientras esperas a que tus planes surjan efecto, te pones en forma y sacas músculo, ponte a dieta, pierde kilos y haz cosas que sabes que a ella le hubieran gustado que hicieras. También puedes hacer planes que no hiciste con ella para darle celos. Esa es la cuestión darle celos y prepararnos para ponernos fuertes.
  • Demuestra que has olvidado. Aunque por dentro te estés muriendo de ganas, tienes que hacer como que has pasado página, pasa página aunque no sea una página real. Se trata de buscar el modo de darle celos, de dar a entender que estás empezando a salir a conocer a chicas nuevas. Puede que te vea con una amiga con la que has quedado para ir al cine y se muera de celos. O incluso inténtalo por Internet, como comentan por aquí.
  • Eso sí, tienes que tener presente que si tu objetivo es volver con ella, no debes empezar ninguna relación y mucho menos jugar con otra persona para darle celos a tu expareja. Simplemente sigue los pasos que hemos comentado anteriormente.
  • No la borres de las redes sociales. Si la borras de las redes sociales, estarás demostrando que te importa ver lo que ella hace mientras ella pasa de ti. Así que se tú quién pase y aunque al principio no le importe ver qué haces, si ve que con el tiempo subes fotos donde estás bien, guapo, con gente y haces tu vida, te acabará echando de menos.

olvidando a tu ex